AMANTES DEL CAMPO

jueves, 3 de enero de 2013

SEGUNDA COSECHA DE PATATAS

Mi últimos post del 2012 se titulaba "Recogiendo Patatas" y el primero de este año va referido a la siembra de tan extraordinario tubérculo.

Pues si, esta mañana he sembrado un saco de 25 kg de patatas de la varied Spunta. Esta variedad es la que más se siembra por la zona y la que mejores rendimientos da. Estarán, si todo va bien, para mediados de abril, por lo que con estas dos cosechas, la de diciembre y la de abril, soy prácticamente autosuficiente de dicho producto durante todo el año.

Las he sembrado en el 2º bancal, a continuación de los brócolis. Este terreno lo tenía en barbecho desde el verano y como lo aboné con estiércol de gallina en la primavera pasada, este año no le he aportado ningún nutriente a la tierra, simplemente le he enterrado toda la materia orgánica verde que tenía y cuando labre las patatas le añadiré potasa y fósforo.


Ayer comencé arando la tierra, surcándola y arreglando los surcos. También corté las patatas en 2 trozos y las dejé que se orearan un poco. Los agricultores de esta zona suelen dejar 2 o 3 días cortadas las patatas con el fin de que se sequen los cortes y evitar que se pudran en la tierra si están demasiado frescas.

Hoy distribuí los trozos de patata encima de cada surco y en algo más de una hora ya estaban sembradas. La tierra estaba estupenda, tenía un poco de jugo y las iba enterrando 8 o 10 cm a una distancia de una cuarta entre una y otra. Calculo que para dentro de un mes ya estarán fuera la mayoría de las plantas.

Con el tiempo tan bueno que estamos teniendo y con toda la mañana por delante me puse a regar los aguacates con agua de la acequia; también escardé los brócolis, las acelgas, el cebollino y las lechugas y escarolas; arreglé el ponedero de las gallinas y hasta me dio tiempo a limpiar los farolillos del porche. En fin, una mañana bien aprovechada.

Por estas tierras a las cebollas que se siembran del año anterior se les llaman "cebollas escalonas". Suelen crecerle muy rápido los tallos de los que después saldrán las semillas. Pero lo que solemos hacer es comérnoslas como cebolletas y dejar solamente unas pocas para semilla, con lo que tenemos un producto muy temprano y de sabor extraordinario, están dulces y frescas como el cebollino. Comento esto porque hoy íbamos a comer un buen guiso de patatas (de las de diciembre), por lo que he cogido unas cuantas cebolletas para acompañar tan deliciosa comida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada