AMANTES DEL CAMPO

viernes, 9 de diciembre de 2011

REGANDO EL HUERTO, MURO Y SETAS

Desde el 20 de noviembre no ha llovido por la Costa Tropical granadina y, por la pinta que tiene esto, no lo hará en los próximos 10 días. Han pasado pues casi 20 días y, aunque la tierra todavía tenga humedad, los productos de la huerta necesitaban un buen riego.

Durante estos meses la insolación es menor y la humedad ambiental que tenemos en Almuñécar es muy alta, debido a la proximidad al mar y a la cercanía de las vegas de río Verde y río Seco, todas sembradas de chirimoyos. Es por ello que la tierra mantiene durante bastante tiempo el agua, pero los productos de la huerta, sobre todo los que hemos sembrado durante noviembre, todavía tienen las raíces muy pequeñas y necesitan agua con relativa frecuencia. Si escardaba un poco la tierra, se veía que todavía tenía humedad, pero sabía que las plantas iban a agradecer el riego.

El jueves fue el día que regué. Empecé por las coles y los brócolis y terminé por las habas. Si a esto le añadimos las temperaturas diurnas que estamos teniendo, rondando los 20º C, podríamos decir que el huerto presenta un aspecto impresionante.


Hoy sábado tenía ganas de rellenar lo el muro de la entrada. Me fui con tiempo y me lo tomé con tranquilidad, en total fueron 17 carrillos lo que he echado, entre escombros y tierra. La parte interna del muro la relleno de escombros y al medio metro último le echo tierra, por si algún día sembrara algún seto junto al camino.

He sacado unas cuantas fotografías a las setas que nacen por doquier en el cortijo. Ya me gustaría entender de micología y saber si son o no comestibles. Le preguntaré al amigo Javier si tienen valor culinario y si las puedo recolectar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada