AMANTES DEL CAMPO

martes, 8 de mayo de 2012

OBTENCIÓN DE SEMILLAS DE COL

Para obtener las semillas de cualquier planta agrícola, es necesario seleccionar la que mejor defina el fenotipo de la misma; es decir, la que mejor responda a las características propias de la variedad que queremos reproducir, tanto en tamaño, color, salud, etc.

El proceso de selección de semillas es diferente en cada familia de plantas, teniendo que seguir el ciclo evolutivo propio de cada una de ellas para obtener sus semillas.

El caso que nos ocupa es interesante ya que el método para obtener las semillas de col es un tanto curioso.

Pues bien, seleccionamos la planta que más nos guste y la arrancamos de la tierra con todas sus raíces (sin partir el tronco).

Quitamos con cuidado las hojas abiertas que envuelven el cogollo (por supuesto, estas hojas, se las echamos a las gallinas, que le encantan), dejando solamente la pella bien compacta.

La flor portadora de semillas tendrá que salir del interior del cogollo, con lo que tenemos que favorecer la salida de la misma. Para ello le hacemos una incisión en forma de cruz en la parte superior de la planta. Con el transcurso de los días veremos cómo se va abriendo dicha raja, dejando paso a la flor.
Finalmente volveremos a sembrar la col sin regarla hasta el día siguiente y en unos meses saldrá la flor portadora de semillas.

3 comentarios:

  1. Hola, soy roger. Despues de arrancarla con cuidado y hacerle los cortes, la col se planta? O se planta una vez salida la flor? Se tiene que regar mintras sale la flor? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy roger, una vez se hace el corte a la col hay q entarrarla? O nos tenesmos q esperar a q haga la flor?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roger, disculpa la tardanza en contestar pero se me había pasado de largo el comentario.
      Te comento, cuando recoges la col la guardas en un lugar fresquito y en otoño (septiembre-octubre) la vuelves a sembrar en tierra, en la parte superior del curso y le haces una pequeña hendidura en forma de cruz de no más de 2'5 cm. Saldrán unos tallos que al final echarán unas semillas. Yo tengo por costumbre que cuando las primeras vainas de semillas tengan un color marroncillo pues arranco la planta y luego la dejo en un lugar fresco que terminen de desarrollarse el resto de semillas. Cuando ya han madurado todas las saco de las vainas y las guardo en un frasco de cristal con un par de tizas para que absorban toda la humedad.

      Eliminar