AMANTES DEL CAMPO

viernes, 13 de enero de 2012

SIEMBRA DE CHIRIMOYOS.


A la hora de sembrar un árbol, sea el que sea, si tiene su cepellón de tierra bien enraizado, se pueden sembrar en cualquier época del año, aunque la más conveniente es hacerlo en la estación previa a la brotación de la planta.



Pero si el árbol a trasplantar hay que arrancarlo de la tierra, se debe de hacer cuando dicho árbol está parado. Si lo hacemos con movimiento de savia la planta sufre un parón, una especie de Schock, y termina secándose.


Antes de sacar la planta de la tierra se le debe hacer una poda, dejando solamente las ramas o yemas que que luego nos servirán para la formación futura del árbol. Si las ramas que se cortan son gruesas deben sellarse. Cuando la arranquemos de la tierra también tenemos que sellar las raíces más gruesas, con ello evitaremos futuras enfermedades.


Pues bien, en el bancal de los aguacates, junto al Nº 3, tenía dos plantones de chirimoyos que los tenía destinados a reponer dos fallos que había en sendos lugares de la finca.


Pues nada, me puse manos a la obra y en un rato he colocado las dos plantas en su sitio. El primer chirimoyo se ha sembrado en el tercer bancal de chirimoyos que hay por debajo del cortijo y, el otro, en el bancal que hay por debajo de la acequia.

Habrá que esperar al año que viene para injertarlos en la variedad que deseemos, que probablemente sea "Fino de Jete".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada