AMANTES DEL CAMPO

lunes, 25 de julio de 2011

OTRA DE CAMALEONES


Ayer, mientras regaba, descubrí a un camaleón subiendo por la baranda del porche hacia el limonero.


Al verlo, pensé que era el que estaba entre la araucaria y el granado, que se había mudado al limonero, ya que están cerca, pero pude comprobar que era otro individuo porque este tenía amputada en su parte trasera de la cola y, además, la tenía bien cerrada como de llevar así bastante tiempo.


Observaba como cambiaba de tonos más oscuros a otros más claros, pero manteniendo su color gris, muy parecido a las ramas y el tronco del limonero.



Entre tanto, yo iba y venía controlando el riego de los aguacates y, en una de estas vueltas, intento, sin suerte, localizar de nuevo a nuestro amigo. Pero, cual fue mi sorpresa, que sobre una rama cercana a las que estaba situado el camaleón anterior, veo a otro ejemplar, éste ya verde y con la cola entera. Otra particularidad que tenía este segundo ejemplar es que estaba mudando la piel.


Eché cuentas y contabilicé los ejemplares avistados este año: El de la araucaria y el granado, que pienso que es el mismo, uno; el del ciruelo de encima del cortijo, dos; el de la higuera y las guindillas, tres; el ejemplar joven que vi por primera vez en las guindillas, cuatro; el mutilado por la cola, cinco y el verde que estaba mudando la piel, seis. Ya mismo monto un centro de avistamiento de camaleones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada