AMANTES DEL CAMPO

sábado, 23 de julio de 2011

¡QUÉ ALEGRÍA DE VERANO!

En qué me he visto hoy de poder coger el ordenador y escribir algo. A todo esto pidiendo número para los dos portátiles porque los niños y el dichoso tuenti no descansa las 24 horas al día.

En las fechas que estamos, tener una casa en la costa, supone hacer trabajos extras: recepcionista, guía turístico, acompañante del super, visitador de tascas y chiringuitos y aumentar los centímetros de la cintura. Y, por supuesto sin descuidar el campo.

Recibimos en primer lugar a la sobrina riojana con sus amigas "Harreras". ¡Vaya grupillo bonico! Después de un bañito en las gélidas aguas de nuestro Mediterráneo granadino las agasajamos con una buena barbacoa mixta de carne y pescado. Se fueron muy contentas, el cortijo les encantó y a nosotros nos dejaron un recuerdo inolvidable.

Luego tuvimos la fiesta de despedida de nuestra peña del pádel, ¡casi dura 24 horas! Estos le dan bien a la pelota, pero creo que se les da aún mejor la buena mesa y la abundante bebida. Terminamos filosofando en la terraza del porche bajo un manto de estrellas y una luna casi llena.

Al día siguiente de la trasnochada vino El Doki riojano comiéndose el mundo; que si el Jazz, la huerta, la playa (y mira que yo soy de secano por fuera), las tapillas, ¡buff! estoy "rebentao", aunque no por ello descontento, no faltaba más.

Bueno, a lo nuestro, el campo continúa en su tónica (sin gin). Los tomates continúan produciendo en proporciones considerables al igual que los pimientos. Los calabacines ya están en su última fase, así como los tomates de pera. Por su parte las berenjenas y los pimientos segundos dan abundantes frutos y, con lo que respecta a los frutales, seguimos cogiendo papayas, los mangos Osteen están a punto de caramelo y para agosto probablemente los cogeré.

He recogido también el maíz rosetero rojo y, ¡qué curioso! algunas panochas han salido de maíz rosetero amarillo, ¿ya sabéis el motivo, no? También las guindillas están prácticamente rojas. Recogí parte del orégano u lo puse a secar y en los próximos días cogeré el resto.

Casi todos los días cojo unos cuantos aguacates para tener en la casa, también mandamos una caja (20 kg.) para La Rioja, para que no les falten estos meses venideros. Habéis de saber que el aguacate en la nevera (no en el congelador) se conserva perfectamente y cuando los sacas madura poco a poco manteniendo todo su sabor.

Por supuesto los riegos no les han faltado a las plantas y hasta hemos quitado también algunas hierbas de la huerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada