AMANTES DEL CAMPO

viernes, 2 de septiembre de 2011

RECOLECTANDO GUINDILLAS


Las plantas de guindilla suelen echar dos cosechas al año.

La primera cosecha en nuestra zona se recoge en la primera quincena de agosto, pero este año se me ha echado el tiempo encima y no las he podido recolectar antes. Los siguientes frutos ya están cuajando y saliendo flores nuevas.

Ahora lo que hay que hacer es secarlas al sol. El problema que tenemos en nuestra costa es la elevada humedad y la condensación que se produce por las noches (el relente), que se enmohecen y se pudren. Yo las seco al sol pero debajo del porche, para evitar los relentes. 

La recolección de las guindillas es muy entretenida, he tardado casi una hora en coger los frutos. Empiezas por una rama, te vas a otra y te das cuenta que te has dejado muchas atrás. También hay que cogerlas con la presión suficiente como para arrancarlas sin el tallo pero con cuidado de no aplastarlas. Mañana le daré un buen riego porque mientras las cogía me he dado cuenta que las he tenido un poco abandonadas.


De las 8 papayas que se han criado en el vivero me he traído 4 para sembrarlas en estos días en el tercer bancal, junto a las que hay. Otras plantas se las va a llevar el amigo Antonio Hernández y reservaré otras por si las quiere el amigo del Campo de Dalías.

Los injertos de mango continúan creciendo con fuerza, incluso uno de ellos comenzó la segunda crecida y lo he despuntado para que broten las yemas laterales.



También las patatas han empezado a salir, muy pronto. He arañado la tierra un poco y tiene mucha humedad todavía. No las regaré hasta que estén todas bien brotadas. Ya os comentaré como las aporco, les meto el agua y en una semana se cierran los surcos.



También cargaron ayer la acequia del camino de la Vega Primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada