AMANTES DEL CAMPO

domingo, 27 de marzo de 2011

ENCAÑAR LOS TOMATES


Los tomates siguen creciendo y han comenzado a tumbarse. Es el momento de atarlos, antes de que el viento o su propio peso, los pueda partir.


La costumbre, en esta zona, es de hacer una estructura de cañas, tipo tienda india, sobre las que se atarán las matas de tomate. Yo voy atando las cañas ordenadamente, desde una esquina (de dos en dos) hasta la otra. Procuro colocar cañas fuertes en los extremos, que son los que soportan la mayor tensión de la estructura.

Sobre las cañas verticales ato el tallo del tomate. Los tomates desarrollan un tallo principal y múltiples tallos secundarios que le salen de las axilas de las hojas. Yo tengo por costumbre dejar un solo tallo hasta las tercera flor y, a partir de ésta, dejo dos tallos, eliminando todos los tallos secundarios que surjan en la planta. De esta manera garantizamos un fruto abundante y de gran calidad y calibre.

Después coloco dos cañas horizontales a diferentes alturas, a 50 centímetros la primera  y a 1 metro la segunda, sobre esa estructura recaerá el mayor peso de la cosecha. Aunque la estructura de cañas se levanta para evitar que los tomates se puedan pudrir o picar si están en contacto con el suelo.

Tengo también por costumbre colocar cañas nuevas todos los años y limpiar bien las cañas de la farfolla de sus hojas, con ello las prevengo de posibles enfermedades y de que se puedan ocultar algún tipo de bicho entre sus hojas. 

Llevamos unos años padeciendo diferentes plagas que impiden que obtengamos buenas cosechas de tomates, los labradores van perdiendo la esperanza de poder criar tomates al aire libre. La última plaga que tenemos es la de una polilla que se reproduce muy rápidamente y que su gusano pica toda la fruta. Ya se ha hecho famosa, es la Tuta, aunque más bien habría que llamarla la hija de tuta.

El año pasado sembré 3 variedades: Cherry, Corazón de Toro y de ensalada. Los que mejores se comportaron fueron los Cherrys, del resto pude aprovechar pocos frutos. En este año he sembrado, de momento, tomates de pera y para ensalada. Más adelante sembraré unos pocos Cherrys.



Y como no tenemos remedio, este año, he vuelto a tropezar en la misma piedra, pero es que me resisto a no comerme un tomate recién cogido de la mata, su sabor es diferente al que compramos en las tiendas.

Por cierto ya han nacido los mirlos del naranjo.

2 comentarios:

  1. No sé mucho de tomates, te aconsejaría placas pegajosas amarillas para la polilla de la tuta pero también van a atrapar un montón de fauna auxiliar beneficiosa.

    ResponderEliminar
  2. Muy Buenos Días
    que alegría ver un paisano en la red y para mas Inri , VECINO.
    Mi finca se ve en la foto de la autovía.QUE BONITO ES EL BARRANCO DE ITRABO!!!. el arbol grande que se ve en el tercer pilar empezando por la izquierda es el pino de mi finca jajaja. espero que el cultivo de tomates salga bien. si queires sacar tomates sin tuta. intenta aplicar bacilus en cada sulfato. (si es de 32 mill aplicalo a 1g/litro. y alterna affirm, spintor y fenos/altacor. Si necesitas alguna ayuda sobre la cria de tomate igual te puedo ayudar.
    JORGE GOMEZ

    ResponderEliminar