AMANTES DEL CAMPO

miércoles, 19 de enero de 2011

SEMBRANDO LECHUGA Y COLIFLOR

He comprado 35 plantas de lechuga icerber y 15 de coliflor en Saliplant, a la salida de Motril.


Las he sembrado en el segundo bancal, entre los brócolis y las coles.

Es aconsejable sembrar las plantas por la tarde, cuando va cayendo el sol y la tierra está más fría. El sol calienta la tierra muy rápido y en exceso. Si ponemos en contacto las raíces frescas de las plantas con ella, se pueden abrasar o cocer si las regamos en esas condiciones.

Para sembrar lechugas (y la mayoría de las plantas) hay que tener el terreno bien mullido y fresco por dentro. En nuestro caso la tierra estaba recién escardada y todavía mantenía la humedad de las últimas lluvias.



Las lechugas se siembran en la mitad del plan del surco (preferentemente en la cara que da al sol). El marco de plantación es de 15 a 20 cm. de distancia. En nuestra zona, debido a las buenas temperaturas que disfrutamos, es conveniente hacer los surcos un poco más anchos y sembrar los surcos por las dos caras, de esta manera aprovechamos también mejor el terreno. Después se le echa un poquito de agua para que agarre bien y en un par de meses estamos haciendo una buena ensalada.




La coliflor es una planta que no soporta muy bien el calor en exceso, es por ello que aprovechamos los meses más frescos para sembrarla en nuestra zona. Su porte es mayor que el de la lechuga y se eleva hacia arriba más de medio metro, por ello la sembraremos a 50 cm. de distancia entre una y otra. Se suele sembrar también en medio del plan del surco y cuando alcanza una altura de 15 cm. más o menos se le abriga, colocándola en medio del surco, para aportarle más nutrientes y darle más firmeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada