AMANTES DEL CAMPO

jueves, 10 de febrero de 2011

FAENAS AGRÍCOLAS

La hortaliza ya iba necesitando un riego, así que manos a la obra. La mejor hora de regar el huerto es por la tarde, cuando el sol ha caído, aunque también lo es por la mañana muy temprano. Cogí la manguera fina, que da muy poco caudal, y he llenado lentamente la parte inferior de los surcos, de esta manera la humedad va subiendo poco a poco hasta la parte superior del lomo. Con ello conseguimos que no se apelmace tanto la tierra y no se asfixien las raíces.

He regado, de camino, los sarmientos de parra que sembré el día 2. Hay que mantener siempre húmeda su tierra, para provocar que le nazcan las raíces.


También he recogido para la familia un poco de fruta: kunquat, aguacates y las últimas naranjas guachintonas, solamente le quedan en el árbol 10 o 12 frutos. Por cierto, llevo cogiéndole naranjas a este árbol desde el mes de octubre, he perdido la cuenta de la cantidad de kilos que ha echado, es tremendo.

Al llevar dos días sin ir al cortijo también me he encontrado un buen nido de huevos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada