AMANTES DEL CAMPO

martes, 22 de febrero de 2011

PASEO POR LA FINCA

Hoy no he tenido tiempo para trabajar en el campo, pero sí he podido hacer una de las cosas que más me gusta en el cortijo: dar un paseo relajado por la finca observando la evolución de las plantas.


Antes que nada y en vista del tiempo que hace, he colocado la manguera fina para regar el huerto poco a poco. Llevamos unos días con mucho viento que ha dejado la capa superficial de la tierra totalmente seca, si a eso le añadimos que la temperatura ha superado hoy los 23 grados, es evidente que un refrescón lo iba a agradecer nuestro huerto. Hemos de tener en cuenta que la raíz que poseen estas plantas es muy superficial y si les falta humedad puede sufrir un estrés hídrico que las debilitaría o secaría.


Mientras nuestra hortaliza se iba remojando, he aprovechado para recoger todos los brócolis. Después los he congelado por separado y ya los iremos consumiendo poco a poco, según las necesidades que vayamos teniendo en la casa. No he arrancado las matas porque vuelven a brotar moños nuevos (más pequeños) de las axilas de las hojas. Después, cuando acabe el ciclo vital de la planta se la echo a las gallinas que la pican entera.

Por otro lado, con las patatas, tengo la sensación de que sus matas no están lo grandes que debían para el tiempo que llevan sembradas. Ya para esta época, después de dos meses y medio en la tierra, debían de estar todos los surcos cubiertos por sus ramas y hojas, sin que se viera la tierra; pero no, aunque las veo sanas y con buen color, creo que no tienen la fortaleza que deberían de tener. Tendremos que ver como evolucionan.



Lo que sí están especta-culares son las papayas. Son tremendas e incluso algunas ya van tomando las tonalidades de maduración.




El naranjo guachintón acaba de terminar de dar fruto y ya le están saliendo nuevos brotes con sus primeras flores. También el limón que hay junto al porche, a pesar de estar cargado de limones, está lleno de flores por todas las ramas. 

Otra sorpresa agradable ha sido la de observar como están  reventando las yemas de las parras que sembré en el camino hacia la hoya. Han brotado con una fuerza tremenda. Esta semana las regaremos de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada