AMANTES DEL CAMPO

domingo, 6 de febrero de 2011

PATATAS

La tierra de las patatas, después de las lluvias pasadas, había formado una costra dura. Aunque está esponjosa por dentro y todavía húmeda, es bueno rasparle esa capa, para que no le afecte al engorde de las patatas. Una escarda en estos momentos no le afecta al fruto ya que están todavía pequeñas. Así que le he dado un "raspao" con el rastrillo y se han quedado muy bien. Dice el refrán del buen agricultor que "una buena escarda vale por dos riegos".

De camino que ablandaba la tierra, le he ido quitando las hierbecillas que tenía.

Hay que procurar que las hierbas que nazcan en el huerto no espiguen, que no echen semillas, con lo que nos evitaremos trabajos posteriores. Es conveniente dejar estas hierbas sobre el terreno, ya que al ser materia orgánica, aportan nutrientes a la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada